7 jun. 2012

Murphy visto por Cannelle

Señor Edward A. Murphy Jr, se quedó en la gloria al “inventar” la ley que lleva su nombre*. ¿Que me caso? Pues ala, esguince al canto. Eso es de cabrón, que lo sepa.

¿No tenía nada más que hacer? Juegue al parchís o búsquese una novia.

 (vía startingtohurt.tumblr.com)

Para una diestra, tener el brazo derecho inútil es un problemón.  Planchar, depilarme las cejas, limpiarme los dientes, coger el móvil, abrir las puertas y los armarios, comer, cambiar de canal,  cortarme las uñas, mover el ratón (del pc), sacar fotos, limpiar el WC... todo lo hacemos con la mano derecha sin darnos cuenta.  Este fin de semana quería encargar sushi y sólo de pensar en coger los palillos con la izquierda me da algo. 

Además, hay muchas cosas que no puedo hacer solo con un brazo: limpiar los platos, barrer, abrocharme el sujetador (estos días voy sin, ya ves tú qué problema para una Castellón de la Plana), quitarme un grano, darle la vuelta a la tortilla de patatas, limpiar las gafapastas, y terminar los preparativos handmade de la boda.  


Lo peor llega a la hora de acostarme. Ojalá fuéramos como las Barbies, a las que se le podían quitar las extremidades (ah, no... que eso lo hacía solo yo). 


Sésame: Yo no tenía Barbies, mi madre era mucho más de Barriguitas. En ese momento era traumático, pero ahora se lo agradezco. 

El fin de semana pre-boda lo iba a pasar con Sésame en Valencia, en el curso de fotografía que ha organizado Kireei. Era el regalo de boda de Sésame a Cannelle (el mejor de los regalos). Pues ala, me he quedado sin curso. 


Sésame: Si... ahora tengo que ir con un amigo que ronca, y lo peor es que no sé si lo recuerdas, pero nos dijeron que la única opción era dormir en la misma cama... 

Para más INRI, me tiene que bajar la regla en cuestión de 3, 2, 1, ya. 


Si algo puede salir mal, saldrá mal. Eso dice. Pero no le pienso dar la razón. ¡Me caso el 15 y va a salir todo de lujo! Ayer recibí un e-mail moralizador: “piensa que Bisbal se rompió la pierna dos días antes de la boda… y se casaba en la montaña”. 


Sésame: Va a salir de coña, tu no te preocupes, que vamos a por el Murphy ese y le partimos las piernas, seguro que se le pasan las ganitas de tonterías. 




* En realidad es la ley de Finagle de los negativos dinámicos. Murphy, un ingeniero de la Fuerza Aérea de los EEUU, sólo dijo que todo lo que hiciera su asistente lo haría mal. Cría cuervos y te sacarán los ojos...


2 comentarios:

  1. Sésame: Cannelle, ¡Cagüentodo! has abierto la caja de los truenos y llevo todo el día con Murphy.
    kjsañfakjsñoiejwnsjdhfasuihdfa

    ResponderEliminar
  2. me encanta la viñeta del ratón! acabo de leerme todas las entradas atrasadas en orden contra-cronológico (o como se diga) y ahora lo entiendo todo... nota mental: la próxima vez que te quieras poner al día hazlo en orden!
    yo llevo un par de meses con mi amigo Murphy pegadito a mí, pero oye, una se acostumbra! una putada lo del esguince pre-boda, pero seguro que lo de Bisbal te alegró el día :D creo que ya has mejorado, pero haré como que no lo he leído y así suena más interesante: ánimo, que seguro que el miércoles ya estás mejor!

    ResponderEliminar