24 sept. 2012

Los señores S&C

Señor C: Oye, esto de ser "el señor de Cannelle" no me acaba de gustar.
Cannelle: ¿Y eso? ¿Dos meses después de la boda ya te arrepientes?
Señor C: ¡No, mujer, que yo te quiero mucho! Lo que pasa es que ya no soy X, soy "el señor de". He pasado a ser un complemento... Pero si ese es el precio de la fama de mi mujer, pues tendré que aguantarme.
Cannelle: Oye Sésame, ¿qué tal lo lleva tu marido?
Sésame: El señor Sésame es estrictamente hablando mi pareja, nada de marido todavía... ;) Él a parte de los momentos de "Por favor, para ya con el ordenador que me tienes frito" y "Que sí, que ya me he enterado que vas a hacer ganchillo o a coser o a..." (con cara de aburrimiento/agobio/algo). Lo lleva bien.

Señor Sésame: ¡Y una mierda!
(Como podéis ver el señor Sésame es igual de fino que Sésame, todo lo bueno se pega)
Sésame: ¿Y eso? ¿Qué problema tu tienes mi amoool?
Señor Sésame: Si a mi me gusta la música heavy, ¿tú qué crees que pienso de que tengas monopolizada la banda sonora original de nuestra casa?. Si yo paso mil del pinta y colorea, ¿Qué crees que pienso de que llenes la casa de trastos?
Sésame: Todo son cosas necesarias...
Señor Sésame: Si... claaaaaaaaaaroooooooooo... Señor Cannelle, ¿hoy hacemos nosotros una lista de cosas que odiamos de Sésame y Cannelle? Yo es que estoy ya un poco hartito de que escriban cosas risibles de nosotros y... no podamos replicar.
Señor Cannelle: Por una vez que nos dan la oportunidad de escribir... vamos a por ella

Cannelle: ¿Sabes qué Sésame? Me estoy empezando a arrepentir de este experimento
Sésame:  Ya, es que a veces nos pierde la boca (a mi me pierde bastante a menudo)... y mira lo que pasa

Sésame y Cannelle no paran por casa
Sr C: Los cursos de El Club, las quedadas de modernas para hacer amigurumi, las inauguraciones de tiendas y locales modernos...
Sr S: Sumados a los días que se van de compras, o al cine con tal y cual...
Sr C: O a tomar el te con cupcakes o mochis...
Sr S: Este par no paran en casa.
Sr C: Claro, porque por mucho que nos digan "voy a tomar el te con Sésame", eso no es cosa de un par de horas, no... porque claro, tienen que ir a la tetería esa japonesa que han abierto en la otra punta de Barcelona o a comer cupcakes al Born.
Sr S: Qué ganas de complicarse la vida... con lo bien que se está en la terracita del bar Paco tomando unas cañas y unos pinchos. Nosotros para ver el fútbol no nos vamos tan lejos, no?
Sr C: En fin... no nos quejemos, que eso es mejor que monten fiestas en casa, de esas que implican que te decoren las paredes con banderines y  te hagan ponerte gafas y bigote para hacer fotos.

Síndrome de diógenes craft
Sr S: Estas dos, cuando vuelven a casa, llegan cargadas.
Sr C: Yo ya me he perdido. Un día me viene con material para hacer ganchillo y al otro también. ¿Pero no tenías agujas de esas ya? Nooo, hooombre, que estas son especiales para no sé que cosa.
Sr S: El problema es que un día les da por hacer osos de lana y al otro por hacer alfombras de baño.
Sr C: Y al siguiente llega el Festivalet y llegan a casa cargadas de ilustraciones, vestidos, collares, bolsos, cactus de tela y no sé que más.
Sr S: Y al cuarto día llega su cumpleaños. Y ala, más cosas para casa.
Sr C: ¿Eso va por Cannelle, verdad? Ya le digo yo que no le traiga tantas cosas modernas de los viajes a Sésame, como dice ella que se llaman,  que al final no vais a caber en casa.


Cari, lo siento, esto es hortera
Sr. S: Sésame llena la casa de cosas que a mi me parecen el colmo de la horterez
Sr. C: Ellas dicen que son preciosísimas
Sr. S: Pero si Sésame hace unos años prefería morir antes que tener unas cortinas de ganchillo, y mírala ahora... si es que nuestra casa parece el almacén de manualidades de un geriátrico.
Sr. C: Pues no te digo yo con la cantidad de cojines que ha hecho Cannelle... nuestra casa parece más un harén.
Sr. S: A veces me sabe mal decirle que tal o cual cosa es horrible. Es que lo mira con unos ojos de adoración...
Sr. C: Es que es inevitable, se lo tienes que decir, porque si no se lo dices... Vamos a acabar viviendo en una casa parecida a la de Cuéntame.

La foto de hoy ha sido elegida también por nuestros señores, que conste.


Cannelle: Vale, ya han rajado de nosotras a gusto.
Sésame: Bah, pensaba que iban a rajar más  pero... ¿Los dejamos sin cenar?
Cannelle: ¿De qué serviría? Ellos tienen sus suministros alimentarios cerca. Bajan y se cogen un kebab o un frankfurt.
Sésame: Hombres... en dos días se les va a poner barriga cervecera y ya verás quien se ríe entonces. 

5 comentarios:

  1. jajajaj! muy bueno! Buenos días a los cuatro!

    Besos de confetti*

    ResponderEliminar
  2. jajajaj Poobrecillos!!! si es que ellos con un mando son felices, ya sea de consola o tele, nosotras necesitamos ampliar nuestros horizontes para alcanzar la plenitud, ya sea con ganchillo, repostería o dibujinchis varios...

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, pienso que en cierto modo todos nuestros respectivos piensan así! ^_^ Ha sido un rato divertido, sobre todo porque me imaginaba al mío también despotricando, jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Jajaja! Todos piensan así me ha encantado la participación del Sr Sesame y el Sr. Cannelle ayer me hicieron una reflexión similar al ver todo mi popurrí de craft. Buen día chicos, a la pareja S no os queda nada ¿nerviosos? ^_^

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja! Me encantan vuestros maridos! Jajajaja! Me da que el mío y el de muchas se unirían a su club! Jajaja! Porque no escriben ellos un blog??Tendrían fans seguro! Sésame: x que no llueva el sábado, lleva una docena de huevos a las clarisas!!!!!

    ResponderEliminar