16 nov. 2012

Aló presidente


Riiing, riiiiiiing! Riiiiiiiiing!

Cannelle: Diga?
Señora: Alf Pomelo?

Se hace el silencio. Pasa una planta-bola rodando como en las películas del oeste. Sudor y cara desencajada. Al fin, me decido a contestar.

Cannelle: Sí, soy yo.

Ahora resulta que el alter ego de Cannelle, o sea ser, HalfPomelo (su proyecto de negocio), es una tapadera. Te hemos descubierto, querida.


Sésame: No sabía yo el apellido de Alf.
Cannelle: Ni que yo fuera Alf.
Sésame: Es todo un honor...
Cannelle: A ver, si a mi me gustaba mucho Alf también... pero no nos pasemos.
Sésame: Tranquila, eso es cosa de vivir en la generación de la H suspirada.
C: No es "aspirada"?
S: No, inspirada. O suspirada. Porque no hay ni Dios que diferencie haber (verbo), a ver (lo que se hace con los ojos). Estos niños...
C: Acabas de hablar como mi abuela. Pero tienes toda la razón del mundo. Pero a ver, que la mujer del teléfono tenía ya una edad. No era una "nini" de esas.
S: Pues esas son las peores, que se ponen a estudiar inglés a los 40 y les lían con la historia de las H que se pronuncian.
C: Claro, entonces es cuando te llaman y piensan... a ver, estoy hablando en castellano, no? Pues no se pronuncia.
S: Eso mismo.
C: Y van al Zara Ome (que en catalán quiere decir hombre) y piden unos Alls (ajos, en catalán) en el quiosco para referirse a los caramelos mentolados.
S: Pues eso, Alf. Que la cosa está muy mala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario