26 mar. 2012

Hoy nos confesamos

Sésame: El otro día tuve un momento de sinceridad extrema al confesar que veo "Alaska y Mario", si, ya sabéis, Alaska, la cantante de Fangoria (rastas en los ochenta, pelo de colores en los noventa y adelante y ropa tipo burlesque en la actualidad) y Mario Vaquerizo (su marido y cantante de Las Nancys Rubias, grupo de dudosa calidad artística y estética, como mínimo raruna). 
Pero... ¿quién no tiene alguna cosilla para confesar? No sólo estética, sino de la vida en general.  Y es por ello que, para que nos conozcáis mejor, cada una de las mitades de este blog vamos a confesaros algunas cosas. Cannelle, te cedo la gran oportunidad de confesar primera... (¡muahaha! risa maligna)

C: Anda que no... te has lucido, señorita Sésame. Te recuerdo que lo de sacar a relucir los trapos sucios ha sido idea tuya. Y que eres tú la que ve Alaska y Mario. Pero me voy a mojar.

1. Veo "La Riera", de TV3. Y todo tiene una explicación. La mayor parte de días me parece una serie aburrida pero empecé a verla cuando estaba en París y me sobraban 20 horas al día como mínimo. No soy de series pero mira, en esa época me dediqué a ver Anatomía de Grey (en inglés, para practicar) y La Riera después de cenar. Dedicaba tantas horas a la lectura que me estaba quedando sin libros a un ritmo trepidante. Y mira... no sé si a ti también te pasa, pero cuando estás fuera una temporada larga te entra un amor raro por lo patrio: comes más que nunca pan con tomate, hablas a los extranjeros de tu tierra y de sus peculiaridades, de los castillos humanos... y de tu lengua materna. Apúntate ese tanto a tu favor, amiga mía.

Lo que menos importa es la medicina en este hospital

Cuántos estereotipos en esta serie, ¿no?  

2. Tengo un sistema digestivo muy delicado, con todo lo que eso conlleva. Soy la "pupas", lo sé. Entre que no puedo tomar azúcar y tengo una larga lista de intolerancias alimentarias, mejor no me invites a comer.  No porque sea difícil o cara de contentar, sino más bien por mi... porque solo hace falta que esté un poco más nerviosa de lo habitual, con algún virus estomacal, o haya comido algo que no tocaba, que lo paso mal. Y en mi casa, mira, me lo "como" yo misma y ya está. ¿No hace falta que especifique más de lo que estoy hablando, verdad? Ponle un poco de imaginación... Pero bueno, es lo que hay... y a demás, como decía Montagne, hasta los reyes tienen culo.
Hala, te toca. 

S: Bueno, ¡no está nada mal Cannelle! (Pero esperaba algo más heavy.. ejem ejem...) Venga, me toca. Hoy ante toda la blogosfera y para que quede constancia para siempre jamás confieso que:

1. Lo de Alaska y Mario ya lo he dicho, pero lo reafirmo ¡me gusta, me entretiene! y no sólo eso, sino que la MTV en general me ayuda a desconectar mentalmente. También me trago "Pimp my ride" (sisi, el programa de tunning) y  "Plane Jane" (dónde una mujer de diez prepara a chicas normalitas para ser mujeres de diez y decirle a su amigo de toda la vida, que están enamoradas...ohhhh... qué bonito... en lo más hondo de mi corazón espero que algún tío las envíe a la mierda, pero todavia no ha pasado, es que es EEUU). A mi favor he de decir que sólo los veo si los pillo.... Las neuronas necesitan respirar a veces, ¿no?

El rapero Xzibit es el presentador de Pimp my ride

Y qué decir de Alaska y Mario... si es que no se puede ser más...más.. más algo

2. Tengo calcetines que si viviera en casa de mi santa madre, habrían pasado a mejor vida hace tiempo (si, vale, tienen tomates pero, es que tienen estrellas de colores y ¡me encantan!). y si esperáis que os ponga una foto de los calcetines de estrellas... ¡lo tenéis claro!
3. Soy una de las personas más patosas del mundo. Me he caído en momentos realmente horribles (en un centro comercial con dos botellas de cerveza de litro en una bolsa, en medio del Paseo de Gracia un sábado por la tarde en una zona de obras...)

C: Sésame, tengo que que decirte que comparto contigo lo de los calcetines. jajajaja ¿Será que todos tenemos un punto de síndrome de Diógenes? A mi, en especial, me cuesta deshacerme de la chorrada más pequeña. Por una parte, pienso que algún día le encontraré una utilidad (a un trozo de cartón, por ejemplo, para mis manualidades). Pero seamos sinceras... ¿hace falta tanta benevolencia con lo inútil? Una cosa es el amor a las antigüedades y a lo vintage, y otra muy diferente es esa tendencia innata a convertir el hogar en un vertedero. A mi favor tengo que decir que de vez en cuando me da el ramalazo, cojo una bolsa de basura y arraso con todo sin piedad.

S: Creo que tu comentario del síndrome de Diógenes relacionado con las manualidades, nos da pie a comentar temas de Craft... toda moderna que se precie debe dedicarse a crochetear, washitapear, y hacer cosa cual abuela de setenta años pero con colores de los años ochenta... ¿no crees? ¿Dejamos volar nuestra imaginación de crafters modernas?

C: Uff... eso no da para un post, sino para unos cuantos. Tenemos que quedar, con calma, tomar un buen te calentito en mis tazas Pantone, y reflexionar sobre ello. Porque yo soy la primera que pinto y coloreo, soy amante del washi tape, hago amigurumi, origami y tengo la casa llena de manualidades. Esto parece un cole. Y yo contenta de que se haya puesto de moda el handmade. Ya no me siento tan bicho raro, hehehe. Por cierto, tengo pendiente hacerles una foto a los botecitos de madera (con bandas de washi tape) que me regalaste para enseñarlos a nuestras/os amigos/as.


2 comentarios:

  1. RE: Ostres!! O_O Ara sí que m'heu deixat de pedra i quasi sense paraules! No sé... moltes gràcies!!!

    ResponderEliminar
  2. PD: Visca La Riera (tot i que ara m'està avorrint profundament) i visca el reality d'aquest parell de personatjots

    ResponderEliminar