23 mar. 2012

Las bloggers de moda, esas grandes... conocidas

Sésame: Yo Cannelle, es que entre todas las cosas que conlleva la modernidad, hay una que no acabo de entender. 
Cannelle: Bueno, dime.
S: Las bloggers de moda (lo siento chicas, tenía que decirlo). A ver, que a mi también me gusta la ropa, y   navegar por internet buscando accesorios y tal pero... ¿no crees que se pasan un poquitín?
Te digo lo que yo creo y tu me dices qué te parece. Punto número uno, las poses que ponen... Si es que no es normal, esas cabecitas ladeadas con el pelazo cayendo y dejando entrever un ojo, esa pierna levantada como en las pelis de Hollywood cuando el guaperas besa a la chica, esas miradas cual alfombra roja de los Óscar, esos conjuntos ochenteros atrevidos... Si es que el leer tanto el Vogue no debe ser bueno.

Cuánto bien y cuánto daño ha hecho Sex and the City...

C: Dentro de las bloggers de moda, hay de todo, como en todos lados. No empecemos creándonos enemigas sólo empezar. Pero ya sé a lo que te refieres... a esas chicas que hacen de su blog un book; que juegan a ser modelos. Lo de las cabezas ladeadas es para sacar su mejor perfil, porque igual que todos somos guapos si nos sacan bien, todos somos yetis si nos hacen la foto desde donde no toca. Ah, hablando del "lado bueno" y eso... tengo que fijarme un día si hacen una excepción y se ponen del otro lado porque ese día tenían un grano. 
S: Si no tienen granos, que son perfectas.
C: Piel perfecta, pelo perfecto. Ropa a la última moda e incluso más allá para marcar tendencia... 
S: Eso suena a "me gasto un dineral". Y perdóname, pero hay veces que la modernez espanta. 
C: Tendremos que preguntarles un día de estos qué tal andan sus cuentas bancarias (o las de sus maridos). Porque ponte tú a sacarme fotos después de ocho horas delante del ordenador y verás las ojeras mapachiles que me sacas. ¡Y qué pelos!

Ojeras de cine vía http://noquierojeras.blogspot.com.es 

S: ¡Uy chica! es que tu y yo somos simples mortales, y tenemos ojeras, granos, michelines y todo lo demás que resulta indecente para las bloggers de moda.
Pero prosigamos con el punto número dos y igual de importante. ¿Por qué creen que es necesario compartir la ropa que llevas cada día con el resto del mundo? ¿Nunca tienen uno de esos días de, vaya mierda de de día, hoy voy a ponerme esos tejanos comodísimos y esas bambas que están echas caldo pero que tanto molan  y esa camiseta que tiene bolas pero que me encanta? ¡Poldiós! ¡Pero si esos días le dan salsa a la vida!
Pero voy a romper una lanza en favor de las bloggers de moda. Los blogs de moda (tanto los buenos como los malos, pero si son malos más todavía) tienen algo raro raro (como los capítulos de Alaska y Mario), una vez has empezado no puedes parar de mirar las entradas antiguas.
C: Déjame que diga una cosa: no miro Alaska y Mario ni lo miraré en la vida. Y si te enteras de lo contrario, llévame corriendo a urgencias. Va contra mis principios éticos, morales y estéticos. De verdad, que me da un repelús que no puedo. Alguna vez he comprado Harper's Bazaar, sobretodo estando convaleciente o cuando he tenido que viajar muchas horas. Pero nada más. Yo y las revistas de moda, como que no. Y eso que no soporto lo horrendo, naïv, hortera o barato.
S: Me llamo Sésame, y veo Alaska y Mario porque me divierte. Decid todos conmigo, "Sésame, te queremos, no te preocupes, no es grave". Perdóname Cannelle, quieres seguir siendo mi no moderna compañera de blog?

Ellos también son ego bloggers

C: Te perdono, Sésame, porque son muchas las moderneces que nos unen. Y lo que ha unido la modernidad, que no lo separe la MTV. Bueno, a lo que íbamos. ¿Qué necesidad tiene la gente de mostrar sus trapos? Uno: tienen muchos trapitos bonitos y molones y nos tienen que pasar por delante de los morros que ellas van siempre estupendas y nosotras no. Dos: hacen publicidad encubierta. Se ponen la ropa, les hacen las fotos, la cuelgan, la vemos, nos encaprichamos de ella, la buscamos en la tienda que toque. Ellas se quitan la ropa, se ponen la suya -igual de horrenda que la nuestra o más- y se van a trabajar. Tres y definitivo: Dime que me quieres, que te gusto, que soy la más guapa y la más bien vestida y todo lo demás. Dime todo eso, tú, gran desconocido, que nadie lo hace en mi día a día.
S: Veo que he abierto la caja de los truenos... Esperaba ser yo la más heavy con el tema pero...  hemos tocado la fibra sensible de Cannelle y además nos hemos pasado de los ego blogs a Alaska y Mario. Si es que estos posts son como la vida misma.
Creo que es necesario otro post para las bloggers de moda y las It Girls (me encantan los nombres que nos inventamos para todo) y otro específico para Alaska y Mario... ¿tu qué dices, Cannelle?
C: Yo todo lo que sea darle al palique, encantada ;)

3 comentarios:

  1. La mar de majas las bloggers de moda, una especie por catalogar

    ResponderEliminar
  2. Les tendré que preguntar a las fashion bloggers qué modelito debería ponerme para hacer las tareas del hogar. Porque son esos momentos en los que piensas... "dios mío, que no llame nadie ahora al timbre" jajaja

    ResponderEliminar
  3. Habéis puesto palabras a mis pensamientos!

    ResponderEliminar