24 abr. 2012

¿Qué hay de nuevo en tu estantería?

Cannelle: ¿Qué hiciste ayer por Sant Jordi?
Sésame: Bah, lo normal, una reunión que duró mil horas, marrones, broncas... 
C: Pero era Sant Jordi... 
S: Si, ya eso díselo a mi jefe, que es de Madrid 
C: Bueno pero algún libro o alguna rosa te debían regalar, no?
S: Si, eso sí. Y por la tarde estuve mirando libros por ahí. 

En la época de los noventa si que era guay guay Sant Jordi. En el instituto íbamos a las ramblas a ver las paradas de libros y hacíamos algún trabajo relacionado con el tema. Siempre volvías con alguna que otra rosa  (normalmente de alguien un poquitín más pringado que tu, y no del guaperas del que estabas colgada) y con un libro de tapa blanda barato que habías encontrado. 

Ahora, ya podemos comprarnos algún que otro libro de tapa dura, y la gente de nuestro alrededor nos regala libros molones como estos:

El Sant Jordi de Sésame:

Cannelle sabe que el sueño secreto (a partir de ahora no tan secreto) de Sésame sería tener una librería y le ha regalado este libro muy en la línea

Me gusta mucho mucho la portada!

El señor Sésame es muy listo, y le ha regalado un libro que él quiere leer. Pero como Sésame también tiene sus trucos le ha regalado dos libros que quiere leer ella (muahahahahaha!)

también con libros en la portada
La progenitora de Sésame (que es una ganchillera empedernida) y también es la que la conoce mejor (por algo ha sufrido tanto su dramática niñez ochentera como la problemática adolescencia noventera) le ha regalado un libro de cuentos que tuvo el honor de ser empezado ayer por la noche.
Si es que me llama más un título macabro ... 

El Sant Jordi de Cannelle:

El señor de Cannelle iba a comprar el último libro de Paul Auster (uno de los autores favoritos de la susodicha) pero antes le preguntó ¿estás segura que quieres este? seguido de "dos de mis compañeros de trabajo se lo han regalado hoy a sus parejas". Oseasé, que te lo pueden dejar. Así que pensé "esta es la mía" y estiré el brazo derecho, seguido del dedo índice y dije "¡ESTE!".
Y ese es "Por el bien del imperio. Historia del mundo desde 1945", de Josep Fontana. Sí, él puso la misma cara de estupefacción que tenéis vosotros ahora mismo.
Para más inri, le salió cara la broma porque este ensayo crítico de la historia contemporánea de nuestro mundo tiene ni más ni menos que 1250 páginas y por ende vale bastante más que el diario de invierno de Auster.

Un must. Y punto.

La progenitora de Cannelle también terminó comprándole un libro que no tenía previsto. Sabía que su hija quería el del abuelo de 100 años que se da a la fuga pero no pudo ir a por él hasta las ocho y media y estaba agotadísimo. De echo, ha resultado ser uno de los libros más vendidos de este Sant Jordi.
Me lo vais a prestar, ¿verdad?
A la espera de encontrarlo en alguna librería y no queriendo dejar a su Special K sin libro, le compró la segunda parte de la divertida e intrigante historia de las ovejas de Glennkill, de Naomi Swann.

Y para terminar el día, una amiga me regaló un cómic basado en El Pequeño Príncipe que promete mucho. Ya os contaré.
cómic de Joann Sfar
 


¿Y vosotros qué libros nuevos tenéis?




No hay comentarios:

Publicar un comentario