26 may. 2012

Meet the Paperboy

Pues sí, como buena moderna musical Sésame se acercó a la sala Apolo el jueves pasado a ver un concierto. 

Sésame: Pero no un concierto cualquiera, no... ¡un conciertazo! Hacía ya tiempo que quería verle en directo, pero es que el señor es americano y es un poco difícil. Había tocado alguna vez por aquí, pero nadie quiso acompañarme y no soy tan friki como para ir sola a un concierto

Cannelle: ¿Ah no?

S: Bueno, que sí, que lo he hecho alguna vez, pero es que es un concierto para disfrutar en grupo. Total, que el artista en cuestión es Eli Paperboy Reed (que se lee Ilaaaiii, así, con acento de Wisconsin sur). Lo acompañaron los Pepper Potts, un grupo de tres chicas y un montón de músicos de Girona al más puro estilo trío americano.


 Siento la calidad de las fotos... pero es que el hombre y las Pepper Potts no paraban de moverse (jeje)
 :(


Blues y soul americano de los cincuenta, con guitarras potentes y una voz... qué voz... 


Y para que veáis que no sólo canta bien en videoclips, sino que en acústico también es brutal, la canción preferida de Sésame  de Paperboy



Y aunque no estuvo todo lo potente que hubiera querido, y no tocó demasiadas canciones del primer disco (que es super potente), disfrutamos bastante. 

Si... unas cervezas tomamos, pero tengo que decir que, señores del Apolo, su birra apesta. 


*@luciaprado también estuvo... ¿a que moló?

3 comentarios:

  1. Sésame: Me voy a la ducha escuchando al señor Reed, porque, que lo sepa el ciberespacio, hoy empieza el finde S&C pre-boda de Cannelle.

    Ayyyyy... ¡qué bien que lo vamos a pasar!

    ResponderEliminar
  2. Moló mil!!! Y coincido en que la birra del Apolo apesta, fue mi primer comentario de la velada!

    Como ya te dije, cuándo otro karaoke para una sesión de The Supremes??

    ResponderEliminar
  3. Blues + Soul americano de los 50 !!!! Mamma mia........ Chicas! Menudos planes os montáis!!! Qué fotos de aperitivo de la pre-boda nos habéis puesto, me encantan. Queremos saber más, jijiji! Ay, Canenelle que no te queda nada...

    ResponderEliminar