26 jun. 2012

Los blanquitos también tenemos derecho a la vida

Este fin de semana he inaugurado la temporada playera. Esperaba que este año fuera diferente, pero no, cada año me pasa lo mismo.

Los que me conocéis sabéis que mi tono de bronceado natural es el BLANCO NUCLEAR (nuuu-ceee-laaar como decía el gran Homer Simpson). No es que yo quiera ser más blanca que Iniesta, ni que me haga especial ilusión que la luz me rebote cual espejo. No, simplemente la genética, que es voluble y caprichosa ha querido que sea así.


Ya, diréis que es el flash... pero creedme amigos, no es el flash..

El problema no es mío, el problema es de la gente que me rodea. Me explico... He tenido que escuchar mil veces cosas como:

- ¿No vas a la playa?
- Pareces enferma
- Con lo bien que te quedaría estar un poco morenita
- Tu te debes quemar siempre, ¿no?

Y lo siento pero:

- Voy a la playa, pero como soy tan blanca me tengo que poner mucha protección para no quemarme, y eso, señores míos, evita que me ponga morena. Además, la genética, que es así de perra, hace que aunque estuviera tostándome diez horas diarias en la playa durante un mes, no estaría morena, sólo sería un efecto óptico por los miles de pecas que me cubrirían el cuerpo. Así que, es un pez que se muerde la cola playa-pantalla total-no ponerse morena.
El nivel máximo de morenez al que llego es el color blancuzco del resto del mundo mundial en invierno. Esto es asín.

Las gafas también son un must para los blancos nucleares
- No estoy enferma. En el renacimiento y en la edad media hubieran flipado con mi tono de piel. Y en la actualidad, no os explico lo que les mola a los asiáticos y en algunos sitios de África. Cuando estuve en la zona del Atlas, en un pueblo perdidísimo, las mujeres me preguntaban si me había lavado mucho para llegar a tener este color de piel. Dejad ya de preguntármelo, que al final me voy a cabrear.

- No sé si me quedaría bien estar más morena, lo que sí que sé es que es imposible, y por tanto, ya ni lo intento, y como soy una chica la mar de práctica ni me planteo llegar a niveles de morenez más elevados.

- No, señores, no me he quemado NUNCA. En mi más tierna infancia mi madre se encargaba de ponerme protección total por lo menos una vez cada hora, hecho que coartaba mi libertad para nadar hasta Mallorca. Cada día de mi vida playera, intentando nadar lo más lejos posible, y mi santa madre llamándome desde la orilla. ¡Ven! que te voy a poner cremaaaaaaaaaaaaa (así, con la última a estirada y las manos haciendo bocina)

No pongáis quemadura solar en google images si queréis dormir esta noche
Desde que fuí consciente de los peligros de tomar el sol sin protección (y desde que descubrí que no me gustaba que me salieran tantas pecas) me encargo yo de embadurnarme. El señor Sésame (moreno gitano natural) sí que se ha quemado varias veces. Con el cuento de: "yo soy moreno y me pongo más moreno enseguida, no quiero crema" ha pasado un par de insolaciones bastante heavies.

Y por eso desde aquí, reivindico mi derecho a ser lechosa (dado que tampoco puedo hacer otra cosa). Y si os parece que estoy blanca es porque nunca me habéis visto el culo, porque eso sí que es blancura nuclear absoluta.

He dicho.


17 comentarios:

  1. Yo en la foto te veo "bastante morena" jajaja! El domingo lo compruebo. Tengo una amiga que como tú le cuesta ponerse morena, acaba de llegar de Peñiscola y nos pregunta sin cesar si de verdad le vemos morena, jajaja! Es muy importante echarse crema, no entiendo como la gente todavía eso no lo ve...
    A mí con la de pecas que me salen!!!!!!!!!!!!!!!! (Que por cierto forman parte de mi encanto cutáneo, juas!) Besitossssss! (Cannelle!!! Te vi ayer por aquí, espero que lo estáis pasando molt be en Baliparadais!!!! Muaaa)

    ResponderEliminar
  2. Pues yo soy del club del señor Sésame, moreno agitanado. No me quejo porque me gusta el colorcillo que adquiero en verano, pero la gente es igualmente cansina con nosotros. En realidad yo soy morena toda el año, así que cuando se aproxima el verano todo es: Tu te debes poner negra negra, Madre mía, tu en verano debes parecer mulata... y hasta me han dicho que tengo color de "mierdecilla" sí, os lo juro, encima una buena amiga (envidias). Quemarme me he quemado muchas veces, por tonta, pero lo peor de coger color rápidamente son las marcas. Ahora mismo llevo la marca de una camiseta nadadora y al parecer me va acompañar todo el verano porque no hay forma de quitármela, tipo tatuaje, pero he llegado a tener marcas de collar, anillos y por supuesto de reloj. Mi peor "chamuscamiento" fue en Cuba, os lo juro que nunca he estado tan morena, pero para llegar a ese nivel tuve que sufrir porque me quemé los "sobaquillos" y no hay nada más molesto!! Además cuando volví, como aquí aún no hacía calor, la gente me miraba raro, claro! mi color de piel era negro tizón, hasta que un buen día me dijeron "nena, te has pasado con los rayos"...En fin, que siendo morena también se sufre!!

    ResponderEliminar
  3. Me he reído mucho con tu post, porque tengo una amiga que le pasa lo mismo que a ti, y todo el mundo preguntándole cosas. A ella no le gusta la playa, es más, dice que hasta debajo de la sombrilla se quema,jajaa. Yo en invierno soy muy blanquita también, me dicen que tengo color acelga o color de enferma, la gente es muy agradable!

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Jaja si es que hemos nacido en otra época, en el renacimiento ¡¡hubieramos triunfado!! Yo también he tenido que escuchar, ¿te encuentars bien? y es en plan, a ver...que soy así de pálida y paso del pote o toallita que te quedas de color naranja...

    en fin, somos banquitas pero apañadas :)

    http://0001deasdeocio.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo un color tirando a moreno pero me da tan mal rollo esa sensación de "me estoy quemando cuando llegue a casa estaré roja como un tomate" que todo el verano me pongo protección 50. Al final cojo un poco de color, pero tampoco mucho. Lo importante y fundamental es proteger la piel, aunque ahora hay una obsesión para ver quién es el que está más moreno de todos en la playa

    besos

    ResponderEliminar
  6. ooohhh, quan identificada m'he sentit!!!

    Jo odio els comentaris de les tietes dient: a veure si agafes una mica de color que sembles malalta!!! senyoraaaaa: que jo no agafo color!! que sóc feliç sota la capa que crea el protector solar +50!!! jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Som així de blanques i així seguirem, oi Alba?
      Petons!
      (Seguid a Alba! una ilustradora fantástica)

      Eliminar
    2. ooohhh, moltes gràcies!

      i si, seguirem blanques!!

      Eliminar
  7. Ohh Sésame, somos iguales... yo soy... soy Casper¡¡¡ Encantada de conocerte, auqneu yo te veo color en esa foto... a mi me dicen chiquilla vienes a la piscina y te llevas todo el sol, o.. deslumbras de lo blanca que eres... o... te he encontrado a la primera... uhmmm y también lo he pensado... si hubiera nacido dos siglos antes estarían todos en la hoguera por gitanillos y nosotras en Versalles bailando el minuet...

    ResponderEliminar
  8. Yo soy del grupo del señor Sesame, morena agitaná! pero me hecho mucha protección solar, que con eso no se juega, la única vez que me quemé fue en un aquapark con 15 años y nunca majas de los jamases repetiré esa tontería de no ponerme protector solar por que "soy morena y me pongo morena, no me quemo". A mi también me preguntan cosas raras por se morena, y eso que después de 3 veranos sin ver apenas la playa he perdido mucho color, mi favorita es cuando me preguntan de dónde soy, con los años he perfeccionado acentos para poder seguirles el royo, era aburrido explicar que sólo soy morena que soy de aquí y mis padres son de aquí y no no soy adoptada.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que burra soy después de comer, estoy en el momento "quiero una siesta", haz como que no has visto ese "hecho".

      Eliminar
    2. Jeje! tranqui! siesta time es lo peor!

      Eliminar
  9. Jajajaj sublime la última frase!! No sé por qué me ha recordao aquella de: "los que hablan mal de mí a mis espaldas están en buena posición para besarme el culo!"
    Mmm.. yo en esto no puedo apoyarte mucho porque soy de piel bastante morena, de esas de poco rato y ya estoy negra.. Eso sí, yo nada de quemarme y cremita siempre, no como el señor Sésame!
    Que te digo una cosa.. las que somos morenas, en invierno no estamos blancas.. estamos amarillas pajizas que eso sí que parece enfermizo.

    ResponderEliminar
  10. Has dicho, y yo me he sentido del todo identificada!
    Hace varios años que dejé de preocuparme por el tono de mi piel en verano, y oye, y lo bien que nos sientan los labios pintados en rojo? : )

    ResponderEliminar
  11. JA,JA,JA...NO TE ESFUERCES...TE QUEDA GENIAL ESE TONO...SEGURO QUE NO ES EL FLASH...??? Es broma...sigue poniéndote la protección que necesitas y si quieres subir un poco más el tono...siempre está el autobronceador o el maquillaje con algún tono más que el tuyo...y reitero...te queda bien tu tono nuclear,quiero decir natural,en serio...de verdad de la buena...BESAZOS!!!

    ResponderEliminar
  12. Confetti mayor también produce efecto espejo en las fotografías....Aunque tengo que confesar que una vez me puse morena...¡en mi boda!

    Besos de confetti*

    ResponderEliminar
  13. Lo siento sésame!! tu no eres blanca nuclear!! yo si tengo una amiga blanco nuclear, si tu te crees que eres blanca, no la conoces a ella!!! tu a su lado estás morena en verano y en invierno!!!! y ella no sólo es blanca nuclear, es que cuanto más días de verano pasan, más blanca se vuelve!!! se vuelve cada día más blanca (o igual yo me pongo morena-árabe en verano, y mi color tostado aceituna hace que de rebote ella parezca más blanca!!!!)!!!!!! Increíble!!! por mucho que te rejuntes con tus amigos albinos de MBA, ella os gana a los tres en blanco nuclear!!! un beso!!!

    ResponderEliminar