23 oct. 2012

Bolso grande, bolso pequeño

Cannelle: Oye Sésame, coge el bolso right now y vacíalo encima de la mesa.
Sésame: ¿Y eso a qué viene?
C: Hazlo por mi... luego te cuento.


S: Vale, ya está.
C: Veamos lo que llevas (no se vale eludir absolutamente nada).
S: Llevo el iPhone, el cutre teléfono del curro, un neceser dónde llevo tampax y pastillas varias, el cargador del iPhone, las llaves del curro, la tarjeta identificativa del curro, las llaves de casa, una libreta del Muji que parece un pasaporte, un boli azul turquesa, un boli negro, el abanico que me trajiste de Bali (ya no hace calor pero lo llevo), el monedero, el monedero para las monedas, el mando del  párquing de casa (bueno... dos mandos... eso quiere decir que el señor S. hoy no lleva ninguno...), la tarjeta del párquing del curro, las gafas de sol, un paquete de kleenex, una crema de manos, el reloj (¡anda, mira dónde estaba!), dos entradas del cine Meliés (que fuí a ver varias pelis de un ciclo de cine francés en verano, joer que moenna que soy), un kleenex usado, bálsamo labial,  borra y miguitas... y ya está.

Esta chica también ha vaciado su bolso. http://agnesostberg.blogg.se/ 

C: Yo llevo: monedero, cámara de fotos, llaves de casa, móvil, neceser con el tester de la glucosa, barra de labios hidratante, cinta métrica en forma de oso, la petición de una radiografía, un paquete de chicles (vacío, ahora lo tiro), un rotulador de punta fino verde, un rotulador de punta extragruesa negro, T-10, un par de sobres de sacarina, un trocito de tela de patchwork, una moneda de 100 rupias indonesas, un paquete de anacardos, anacardos y sal repartidos por el fondo del bolso, un trozo de galleta de la perra y un botón.

S: Debe ser por eso que las mujeres tendemos a llevar bolso grande y a tener dolor de espalda.
C: Seguro... pero es de ser tonti, porque la mitad de cosas son totalmente prescindibles. Sino, cuéntame tú por qué me he sorprendido al ver que llevaba la cinta métrica, dos rotuladores, un trozo de tela, una rupia y un botón que no había visto en la vida en el bolso.
S: Y anacardos.
C: Anacardos tengo que llevar, por si me baja el azúcar. Sino, el sr C. se me enfada. Pero lo de llevarlos repartidos por el fondo del bolso no es necesario... ni hecho a propósito. Lo que pasa es que me acabo de dar cuenta al sacar el monedero que lo llevaba lleno de sal (mal augurio). He metido la mano hasta el fondo y ahí estaban, campando a sus anchas.
S: Bueno, sean por un accidente o no, siempre llevamos cosas innecesarias en el bolso y la mar de guarradas por ahí
C: Es como un agujero negro
S: Ala, ala
C: De esos no, marrana.
S: Vale, es que chica, me lo pones a huevo para soltar burradas (lo haces a posta, ¿verdad?). Pues yo siempre he sido más de bolso grande y de vaciarlo de vez en cuando para limpiarlo (como la madre histérica de Amelie). El bolso pequeño sólo para ir a conciertos o actos multitudinarios dónde llevarlo grande es engorroso.


S: Hace unos días me compré un bolso porque una amiga lo llevaba y me enamoró*. Y es grande. Creo que tengo el síndrome ese de "burro grande ande o no ande"
C: ¿Y ya lo has llenado con cosas?
S: ¡Pues claro! ¿para qué quiero un bolso grande si no?



Lo mejor de todo es la desaparición de las cosas en los bolsos. Es uno de los fenómenos paranormales hogareños más llamativos. Deberíamos hablar de ello en algún post.

*A que es bonito mi bolso nuevo Sara? ;)

7 comentarios:

  1. ¿Es el Bolso de la última imagen? Me encantan los bolsos grandes ¿dónde llevaría sino una pedazo de cámara con su querido trípode? Me encantan los bolsos grandes nadie sospecha qué puede haber dentro, a pesar de que haya tantas cosas innecesarias..... :)))

    ResponderEliminar
  2. Aunque parezca mentira, por muy grande que sea el bolso, siempre te piden algo que no llevas.
    - Tienes un cleenex?
    - Mmmm... espera, que miro en el bolso.
    (Diez minutos más tarde...)
    - No, no tengo.
    Y el otro se queda con cara de "como que no, con lo grande que es el bolso!"

    ResponderEliminar
  3. yo sólo he de añadir que el tamaño de mi bolso es inversamente proporcional a mi estatura! :-P jajaja Yo también soy de bolso grande, cuando lo llevo peque me siento como súper práctica, pero con esa cosilla de : "y si necesito hoy....?" En fin...

    ResponderEliminar
  4. Bolso grande, bolso grande! Que si tienes calor puedes guardar el abrigo y todo :P
    Por cierto, buenísimo lo de la madre de Amelie!! jaja

    ResponderEliminar
  5. ¿Cómo viviría sin mis bolsos gigante-saco-cueva del tesoro? Si no lo tuviese no me llevaría grandes sorpresas al encontrar al fondo la tarjeta del autobus que perdí hace ya dos meses!

    ResponderEliminar
  6. a mis bolsos lo que más les gusta devorar son horquillas!

    ResponderEliminar