6 may. 2012

Frases de madre

Siempre nos hemos preguntado en qué momento una mujer siente la necesidad de soltar una frase de madre, suponemos que se tienen que cumplir ciertos requisitos:
- Que tenga hijos o niños pequeños a su cargo (imprescindible para poder soltar una frase de madre en toda regla)
- Que la situación lo requiera (nunca una madre suelta una frase de madre así porque sí)

Cannelle: Yo querría saber en qué momento exacto se despierta ese instinto de soltar frases agoreras.
Sésame: En el momento del parto las proteïnas SM (supermadre) se activan, y ayudan a que el cerebro empiece a reaccionar a estímulos externos y a generar frases de madre.
C: Sí, podría ser, yo creo que todos hemos recibido más o menos las mismas frases de madre y estamos bajo su influencia.

Frase 1: No me pises el suelo que está fregado
Sésame: No hace falta decir nada más, ¿no? Pues sí, porque de una manera o de otra, resulta que SIEMPRE tenía que ir al otro lado de la casa cuando mi madre estaba fregando. Lo hacía a posta. Seguro que puede leerme el pensamiento y que sabe lo que quiero hacer en cada momento.


Cannelle: Yo no lo hacía a posta. Pero muchas veces no me dejaba otra. Me explico. Estar jugando en la habitación, en el segundo piso, y querer ir a la cocina, a la calle o donde fuera y encontrarse las escaleras fregadas. Antes de bajar el primer escalón ya oía "acabo de fregar, ahora te esperas. Hubieras bajado antes". Y a eso le solía añadir "cuando te lo he dicho". Porque la mayoría de las veces me disponía a bajar porque me había pedido algo hacía un rato. Jolín, es que mi madre es súper rápida cuando se pone a fregar y cuando te das la vuelta te encuentras sitiada en una habitación o en el sofá con las piernas al aire.

Frase 2: Si no te lo comes ahora, para merendar, y si no, para cenar
S: Si, si, esta la habéis escuchado todos, no mintáis. Hay pocas cosas que no me gusten, pero mi madre se empeñaba en cocinarlas regularmente, y ¿para qué? me pregunto yo... Llevo varios años sin comer coles de Bruselas y no me he muerto, ¿porqué mi madre estaba empeñada en hacerlas?


Cannelle es una experta en esto, principalmente porque de pequeña no le gustaba ni la verdura, ni el pescado, ni la fruta, ni la mayoría de carnes. Se quedaba SIEMPRE en la cocina del colegio terminando de comer... e incluso se había llevado más de una vez y de dos el plato a clase. Y alguna vez la habían mandado a comer con los de párvulos.

Frase 3: Cuando seas padre, comerás huevos


Sésame: Mamá, padre no podré ser nunca, en todo caso madre. Y sí, cuando sea madre, seguramente usaré esta frase.
Cannelle: ¿En serio? No había oído en la vida esa frase...

Frase 4: Como te hagas daño te pego
Sésame: Esta era más de mi abuela, pero para el caso, sirve igual ¿No era suficiente con aprender con el daño que me había hecho? ¿Encima tenía que venir con la zapatilla y darme en el culo? He de decir que esta amenaza la había escuchado muchas veces y que algunas se había llevado a cabo, con consecuencias desastrosas (no para mí, si no para mi abuela, que me daba con la zapatilla, sí, pero después se sentía culpable y me hacía un bocadillo de queso). La madre de Cannelle era más de "como no pares de llorar te pego", que para el caso...

La madre de Cálico electrónico también le decía esta frase...

Frase 5: Si todos tus amigos se tiran por el balcón, ¿tu también?
Sí, madre, era adolescente, si mis amigos se hubieran tirado por un balcón, yo seguramente me hubiera tirado también. Aunque no lo hubiera reconocido nunca por aquél entonces.

Frase 6: Si es que ya te lo decía yo
No puede haber frase más lapidaria. Porque las madres siempre tienen razón. Pero nosotros necesitamos equivocarnos para aprenderlo.

Hemosdicho


5 comentarios:

  1. "Si es que ya os lo decía yo" escribís unas entradas estupendas. Yo vuelvo a recordar momentos con esas frases claves. Pienso que sí, que tenemos que cumplir primero los requisitos mencionados para soltar esas frases tan polémicas! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tenemos ganas de saber cuándo vamos a usar esas frases! jejejee

      Eliminar
  2. Os habéis dejado la de ‘tapate o cogerás frio’!!! con lo que o te ponías la chaqueta más gruesa que tuvieras (que en tu adolescencia siempre te parecía que quedaba mal porque tus amigas llevaban tejanas) o se iniciaba un periodo de 3 semanas, en el que no podías ni estornudar delante de tu madre o ella respondía: ves, has cogido frio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alba! tienes razón! y yo ahora la pongo en práctica invierno y verano, Ponte la rebequita que refresca

      Eliminar
  3. C: ¿Pero sabéis una cosa? Me he dado cuenta de que ya he empezado a pensar esas frases. Step 2: decirlas. ¡Horror! ¿Tendrá algo que ver con el instinto maternal?

    ResponderEliminar